domingo, 28 de junio de 2020

Sagrado Corazón de Nervión.


La Cofradía del Sagrado Corazón de Jesús establecida en la parroquia de la Concepción Inmaculada del barrio de Nervión de Sevilla celebra en este mes de junio sus anuales cultos que se culminaban con el tradicional besamanos, como los tiempos han cambiado, algunas hermandades han empezado a reinventarse, se trata de hacer algo pero de manera diferente porque sencillamente ahora no es posible por culpa de la pandemia del covid 19.
Así que en este caso han decidido acercar a su titular a la entrada del templo para que pueda ser contemplado y venerado desde la calle, instalando un bello altar efímero justo detrás del dintel de la puerta principal.








El Altar de la Hermandad del Buen Fin.


La hermandad del Buen Fin de Sevilla tiene por costumbre celebrar la entrega de las distinciones a los hermanos que cumplen los 50 y 75 años de pertenencia a dicha entidad en la mañana del miércoles santo delante de los pasos de la cofradía, este año por las razones conocidas por todos no fue posible.
Pero esa circunstancia ha sido resuelta de manera notable, en la jornada del día 24 de junio, festividad de San Juan Bautista, la hermandad ha realizado la entrega de los diplomas conmemorativos de tan señalada efemérides para sus hermanos más veteranos y para que de alguna manera no se vieran agraviados por las circunstancias pasadas, para dicha ceremonia la priostía ha montado un altar especial, por lo infrecuente y por como ha colocado a sus sagrados titulares delante del altar mayor para acercarlos a los hermanos. Sin duda una brillante iniciativa que lo que hace a las personas implicadas es reafirmarle su convencimiento de pertenencia a  “su” hermandad y que se sientan orgullosos de formar parte de la misma.







Aniversario Soleano en Alcalá del Río.


La Hermandad de la Soledad de Alcalá del Río ha conmemorado el lunes 15 de junio el XXIV aniversario de la coronación canónica de su dolorosa titular con un acto cultual arreglado a los nuevos tiempos que vivimos.
La Virgen que lucía esplendorosa en el altar instalado al efecto en el presbiterio de la capilla de San Gregorio de Osset se encontraba a la altura de los fieles pero separada de cualquier contacto, lo que hubiera sido un besamanos ahora se convierte en un acto de oración y contemplación.
Le ofrecemos imágenes del mismo para que conste como las hermandades se adaptan a las circunstancias, las cosas son de otra forma pero lo verdaderamente importante, que es la presencia de los herman@s y devotos rindiendo culto y adoración a sus titulares continua y permanece.