lunes, 19 de febrero de 2018

Exposición de la Hermandad del Amor conmemorativa del IV Centenario de la Fusión. 1ª parte.

En el Ayuntamiento de Sevilla en los primeros días de febrero se ha organizado una exposición para conmemorar los cuatrocientos años de la fusión de las hermandades del Amor y de la Sagrada Entrada en Jerusalén. Los salones del cabildo municipal nos muestran los enseres más destacados  de la Hermandad del Amor atesorados a lo largo de sus siglos de existencia y también tiene la particularidad de recuperar para su visión enseres que fueron vendidos por la hermandad a otras.
En esta primera entrega les mostramos las diferentes insignias, destacando la de la Bandera del IV centenario, realizada por Victoria Caro en los bordados y por Francisco Carrera Iglesias en la restauración y enriquecimiento. La Cruz de Guía de 1803  que es una obra anónima. El Lábaro de San Juan de Letrán realizado por orfebrería Villarreal en el año 2000.

Y sobre todo el manuscrito original de la Carta de Pago del Santísimo Cristo del Amor y Nuestra Señora del Socorro a Juan de Mesa de fecha 4 de junio de 1620.














viernes, 16 de febrero de 2018

El Cristo de Bergara restaurado. 2ª parte.

El Cristo de la Agonía de la localidad guipuzcuana de Bergara, una de las obras cumbres de la escultura barroca española, obra del escultor cordobés Juan de Mesa ha sido restaurado en el IAPH para limpiarle la suciedad acumulada por los cuatro siglos de su existencia y los repintes. El resultado final es sencillamente espectacular, la imagen del crucificado ha recuperado su belleza original y es más impresionante si cabe todavía. Antes de regresar al País Vasco ha sido expuesto en la Capilla de Afuera de la Cartuja de Sevilla para ser admirado y contemplado por todos los sevillanos que sin duda lo echaremos de menos.





El Cristo de Bergara restaurado. 1ª parte.

El Cristo de la Agonía de la localidad guipuzcuana de Bergara, una de las obras cumbres de la escultura barroca española, obra del escultor cordobés Juan de Mesa ha sido restaurado en el IAPH para limpiarle la suciedad acumulada por los cuatro siglos de su existencia y los repintes. El resultado final es sencillamente espectacular, la imagen del crucificado ha recuperado su belleza original y es más impresionante si cabe todavía. Antes de regresar al País Vasco ha sido expuesto en la Capilla de Afuera de la Cartuja de Sevilla para ser admirado y contemplado por todos los sevillanos que sin duda lo echaremos de menos.










¿QUE TE PARECE EL CAMBIO DE LAS BANDAS EN LA HERMANDAD DE LAS AGUAS?