lunes, 23 de enero de 2017

Cartel Semana Santa de Écija 2017.

Cartel para un barrio:
Como punto de partida, debemos tener en cuenta que el cartel es una alegoría que nos narra una historia, la de una estación de penitencia en Écija,
concretamente la de la Hdad del Santísimo Cristo de la Yedra y Nuestra Señora de la Caridad, la Hermandad del Puente.


El motivo principal del cartel, ocupando el centro exacto y funcionando como elemento organizador del espacio nos presenta el rasgo distintivo más personal y genuino de la Hermandad de la Yedra, Los pies del Santísimo Cristo y la planta de Hiedra que confirma su advocación trepando en torno al madero de la cruz, este icono, fácilmente reconocible incluso para personas de fuera de Écija, identifica, de forma inequívoca, a la Hermandad del Puente.
Los PIES, como símbolo del acercamiento de lo celestial a lo mundano, a lo terrenal. no en vano, los pies son la única parte de la sagrada imagen que está permitido tocar durante el Culto del Solemne Besapies, acercando así la divinidad de Cristo a sus fieles, a su Hermandad, a su gente.
La enredadera de YEDRA, como símbolo de la eternidad, del eterno retorno a la vida, que nos anuncia el glorioso desenlace de la dramática escena que presenciamos.
Una vez este símbolo ha captado la atención, y nos ha invitado a entrar en su escenario visual, sobre un fondo teñido de múltiples tonalidades verdes, nos encontramos los rostros de ambos titulares, claramente elevados en la mitad superior, como corresponde al PLANO CELESTIAL.
A la izquierda Ntra. Sra. de la Caridad, contemplando con su mirada la dolorosa escena del sufrimiento de su hijo; en la línea de su mirada, se cruza tanto el PLANO SIMBÓLICO, representado por los pies clavados a la cruz,
como el rostro exhausto del Stmo. Cristo de la Yedra que ocupa la parte derecha de la escena.


El recorrido visual tiene además otra lectura secundaria, representando cronológicamente la estación de penitencia de la Hermandad, quedando vertebradas por el motivo central, las zonas de día a la izquierda y los pasajes nocturnos a la derecha. Las diferentes escenas se ubican principalmente,
en la mitad inferior del cartel (el plano TERRENAL).


Esta narración visual da comienzo en la parte inferior izquierda, aún de día y ya atardeciendo, donde podemos ver la cruz de guía y una fila de nazarenos con los característicos colores verdes de túnicas y capillos y los blancos de las capas.
Situamos esta escena sobre el puente romano, milenario testigo mudo de la vida en este barrio, observada también por El Triunfo de San Pablo, como cercano Patrón de la Ciudad; A su vez, la mano de la Virgen sostiene la escena de la Plaza Giles y Rubio, con la Parroquia de Santa Ana y la torre de San Juan a lo lejos, como signo de su amparo hacia las gentes de este barrio
que tanto la venera.


Seguimos el recorrido por el lado izquierdo del cartel hacia arriba, donde nos encontramos, aún de día, el palio de Ntra. Sra. de la Caridad a su paso por la fachada del Palacio de Peñaflor, el monumento más emblemático de nuestra ciudad, hoy afortunadamente en vías de recuperación Esta escena se funde con los ricos encajes que visten el rostro de la Stma. Virgen de la Caridad.
Todo el recorrido lo hacemos acompañados por una yedra a modo de orla, arropando al conjunto con su movimiento ondulante, sutil a veces, y con más protagonismo en otros tramos.
Se culmina este lado izquierdo con el escudo de la Hermandad, extraído de la portada de su Libro de Reglas, y la inscripción de las fechas de fundación (1589) y la de su recuperación por parte de los vecinos del barrio del puente en 1959. Dos hitos muy importantes en la historia de esta Hermandad.
Este recorrido nos lleva a cruzar, a través del plano simbólico central, al lado derecho del cartel y a su vez a la parte nocturna de la estación de penitencia,
donde encontramos al paso de palio de Ntra. Sra. de la Caridad, recién ingresado en José Canalejas, proveniente de Santa Florentina, lo que nos da la bella estampa del paso de palio a la luz de las velas, con la torre de Santa Cruz iluminada como telón de fondo.


Seguimos con otra escena nocturna característica de la Hermandad, ya que es la única en Écija que pasa por la calle Merinos y la Barriada de las Huertas, se trata del paso del Stmo. Cristo de La Yedra en su camino de recogida, el tránsito por este barrio está simbolizado aquí por una de las dos torres albarranas de la antigua muralla.
El paso, a su vez, está escoltado por una agrupación musical, que junto con las bandas de música que suelen acompañar a los pasos de palio, representan a LA MÚSICA, complemento tan enriquecedor de las escenas de Semana Santa.
Al pie de esta parte derecha, y encabezada por un estandarte, una fila de nazarenos nos sirve de cierre del recorrido ante la inminente llegada al templo.
Observamos cómo se gira un devoto, atendiendo a un niño con una bola en sus manos pidiéndole cera, escena bastante habitual de nuestra Semana Santa, y que supone la manera más natural de acercamiento de los pequeños a las tradiciones de sus mayores, atesorando así, en forma de cera, sus primeras experiencias vividas dentro de la Semana Santa.



Este gesto, en el plano de lo simbólico, expresa la importancia de la transmisión de valores a las generaciones venideras.



Autor del Cartel: Ángel García Palacio.
Fuente: Mira Creativa.

¿QUE TE PARECE EL CAMBIO DE LAS BANDAS EN LA HERMANDAD DE LAS AGUAS?