miércoles, 7 de marzo de 2018

Nueva Obra del Escultor Manuel Madroñal Isorna.

Reportaje fotográfico de la última obra del Escultor Manuel Madroñal Isorna, la cual ha sido bendecida por el señor obispo de Cuenca en la  pasada tarde del sábado día 3 de Marzo de 2018.
La imagen fue realizada para sustituir la antigua piedad, siendo esta de los talleres de Olot.
Siendo esta para la Hermandad del Nazareno de la localidad de Tarancon (Cuenca) que realiza este año su 300 aniversario de la Fundación de su cofradía.
Siendo esta de tamaño natural en madera de cedro real, policromada al óleo.
Los detalles de orfebrería han sido realizados por  el orfebre sevillano José Manuel Bernet.

Se trata de un conjunto escultórico, de composición piramidal, de talla completa a tamaño natural, realizada en madera de cedro real policromada al óleo con las técnicas tradicionales de la imaginería española.
La escena representa el cuerpo de Jesús yacente recién bajado de la cruz sobre el regazo de su madre  justo en el momento  anterior a ser llevado al sepulcro. Esta escena iconográficamente,  se remonta a la devoción de los Siete Dolores de la Virgen María al igual que a la decimotercera estación del Vía crucis.
Al ser este momento de tanta angustia en la Pasión de Cristo, he querido plasmar una imagen de Jesús dulce y sereno, enmarcándolo dentro del dramatismo de dicho momento. Su cuerpo se muestra inerte, azotado y herido tras la barbarie de la Pasión, con una tez pálida.
La imagen de María, bella y piadosa, cuyas vestiduras se expanden con numerosos pliegues, refleja el sufrimiento ante la pérdida de su hijo de una manera muy íntima con la mirada perdida, sosteniendo con su mano derecha entreabierta la cabeza del Cristo, haciendo entrega y ofrecimiento de los frutos del sacrificio de Cristo a sus fieles. 
Con respecto a la policromía y anatomía, se ha realizado un minucioso estudio para dotar a la imagen de realismo, ejemplo de ello lo pueden contemplar en las heridas y yagas  que muestran el sufrimiento de la Pasión de Cristo.
Entre los múltiples detalles de la obra a tener en cuenta, en la mano derecha de Cristo,  pueden contemplar tres de sus dedos rígidos cuyo significado representa la Resurrección de Cristo al tercer día, y  que aún muerto, sigue bendiciendo a toda persona que se postre ante sus pies. Otro detalle lo pueden apreciar en el párpado izquierdo de Jesucristo, donde una espina atraviesa su rostro.

Fuente y fotos: Escultor Manuel Madroñal Isorna.


Nueva Obra del Escultor Manuel Madroñal Isorna.

¿QUE TE PARECE EL CAMBIO DE LAS BANDAS EN LA HERMANDAD DE LAS AGUAS?