jueves, 9 de agosto de 2018

El paso de palio de Nuestra Señora de la Piedad de Jerez de la Frontera.


La Pontificia, Real, Venerable y Antigua Hermandad de Nuestra Señora de la Piedad, Santísimo Cristo del Calvario, Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo y Archicofradía de Nuestra Señora de Lourdes de Jerez de la Frontera posee uno de los pasos de palio más singulares y llamativos de los existentes en el mundo de la semana santa, gracias a una conjunción de detalles que lo hacen único.
En primer lugar, todas las imágenes están fechadas en 1718, año de su bendición, aunque de autor desconocido son atribuidas al escultor Ignacio López. Lo verdaderamente singular es ver en un paso de palio a la virgen acompañada de San Juan y las tres Marías.
Además el conjunto de palio y manto bordados forman parte de los tesoros de las cofradías sevillanas que en su día fueron vendidos a otras. Concretamente en 1930 la Hermandad jerezana adquirió a la Hermandad de La O dichos enseres.
El palio fue realizado en 1892 y el manto en 1891 por el taller de las hermanas Ana y Josefa Antúnez, con diseño de Manuel Beltrán Jiménez. Fueron restaurados en 1992 por el taller de Fernández y Enríquez de Brenes.
El resto de piezas que forman el paso y que poseen gran interés artístico son el sobrefaldón, realizado entre los años 1920 y 1926 el taller valenciano de Julio Brillo, los broches del mismo son de 1968 realizados en el taller de Esperanza Elena Caro de Sevilla.
Las piezas de orfebrería también son muy notables, la corona de la virgen es obra de Manuel Seco Imberg en 1940. Los respiraderos, juego de jarras y varales son obra de Manuel Seco Velasco entre los años 1944 y 1949.
Para terminar, destacar la particularidad de las dos “Marías” que figuran en la delantera del paso, una con unas tijeras y otra con aguja e hilo simbolizando la costura de la mortaja de Nuestro Señor Jesucristo.















¿QUE TE PARECE EL CAMBIO DE LAS BANDAS EN LA HERMANDAD DE LAS AGUAS?